Depredadores

El tiburón

El tiburón: ¿depredador o presa?

El tiburón es un clado de peces elasmobranquios. Su esqueleto cartilaginoso está emparejado con cinco a siete hendiduras branquiales, una cola larga y aplanada y un par de branquias en el costado de la cabeza. Sus aletas pectorales están separadas y no fusionadas con su cabeza, lo que le ayuda a nadar. Los tiburones pertenecen al grupo hermano de las rayas.

El tiburón

El cuerpo de un tiburón está hecho de muchas capas de teselas. Un tiburón pequeño solo tiene una capa, mientras que un tiburón grande tiene dos o tres. El gran tiburón blanco tiene cinco capas. Las teselas son muy flexibles y esponjosas, y están acostumbradas a moverse por el agua. Algunas personas son más aventureras e intentan pescar y están fascinadas con los tiburones. Sin embargo, estas criaturas no siempre son una buena cena.

Afortunadamente, la mayoría de los tiburones no son peligrosos

Son cazadores muy eficientes y no representan mucho riesgo. El cuerpo del tiburón es un 30% más grande que su cabeza y su cerebro contiene más de medio millón de células. También se sabe que los tiburones son buenos para detectar colores claros y oscuros, lo que explica por qué los buzos pintan su equipo de un color apagado para evitar los ataques de tiburones. Es posible que el tiburón no se sienta atraído por la sangre, pero si se combina con otros factores inusuales que pueden desencadenar el ataque.

Los científicos han descubierto nueva información sobre la fisiología de los tiburones, pero la vida cotidiana de estos animales sigue siendo un misterio. Debido a que viven en las profundidades del mar, la mayoría de las especies son difíciles de estudiar. No son fácilmente accesibles para los humanos y deben viajar largas distancias para encontrar comida. Y debido a que no pueden doblarse hacia arriba o hacia abajo, deben nadar erguidos para respirar. Es por eso que el gran tiburón blanco tiene una gran cantidad de fanáticos entre los entusiastas de los tiburones.

El tiburón tiene seis sentidos que le permiten oír con claridad

Su mandíbula está conectada a su cráneo con un tubo largo y estrecho que conduce al oído interno. Al igual que un humano, un tiburón puede escuchar a sus presas a kilómetros de distancia, pero no tiene un oído especializado, por lo que no lo necesita para poder detectar los sonidos de un tiburón. Sus oídos son lo suficientemente sensibles para detectar el sonido y puede ser muy peligroso.

El apetito del tiburón es enorme

De hecho, puede comer hasta 50 kilogramos de pescado al día. La mayor preocupación con el tiburón es su tamaño. Pero en realidad es muy rápido. El tamaño del estómago de un gran tiburón blanco es un factor clave en su hambre. Pero no se preocupe, es probable que un juvenil más pequeño sea un tiburón más pequeño y más rápido que el adulto. Son más rápidos que un humano, pero su nariz es más sensible al olfato que los ojos.

Una película llamada The Shark es una excelente fuente de información sobre el pez más icónico del mundo. Su título, «Alta», se deriva de la palabra griega antigua selakhos, que significa «perro de mar». También es un documental fascinante. Muestra cómo el tiburón usa sus extremidades únicas y sus sistemas especializados para sobrevivir en las profundidades del océano. Aunque no tienen muchos dedos, están equipados con un sistema de línea lateral que permite que el agua fluya a través de su piel.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *